PROTEGE A TUS HIJOS CHECA CONSEJOS ÚTILES.

Sufrimiento, dolor, desesperación, impotencia entre otras cosas más, viven los padres o familiares de quienes pierden un hijo y no saben en qué condiciones está y de si está vivo…

Tal como sucedió con la niña Valeria Hernández de Jesús, quien desapareció el pasado primero de abril en una plaza comercial de Texcoco y apareció en el país de El Salvador, después de que se activara la alerta amber de la cual Tamaulipas forma parte.

Cifras y hechos de los infantes…

Aunque en nuestro país no existe una cifra oficial que refleje la gravedad del robo de infantes, organizaciones especializadas como la Asociación de Niños Robados y Desaparecidos “Regreso a Casa”, entre otras más dan cifras alarmantes…

Según los especialistas, a nivel nacional desaparecen hasta 45 mil niños y los sitios donde más se registra este fenómeno son el Distrito Federal, Estado de México y Jalisco, lugares donde de cada 10 niños perdidos, únicamente se recupera uno.

Las edades de los niños desaparecidos oscilan entre los 4 y los 12 años, mientras que el segundo lugar en rango de edades de niños robados es de 13 a 18 años, revela en un informe la PGR.

Datos del Congreso de la Unión dan a conocer que en México desaparecen en promedio 41 niños diariamente, mientras que el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) señala que son más de 16 mil.

Pero mucho ojo, no todos son robos, robo es cuando una persona ajena se lleva al menor y está tipificado ante las autoridades como privación ilegal de la libertad; sustracción, cuando alguno de los dos padres se lleva al niño sin consentimiento de ambos; son niños que huyen de casa por problemas familiares y niños con capacidades diferentes que están extraviados.

La alerta amber…

En 1996 se implementó la Alerta Amber en Texas, Estados Unidos, tras de la desaparición de Amber Hagerman, una niña secuestrada y asesinada en Arlington, esta muerte impactó a la comunidad, que diseñó un plan de alerta para recuperar a los menores secuestrados.

La denominada “Alerta Amber” busca lograr una coordinación entre sociedad, mandos policiales y de procuración de justicia de los tres niveles gubernamentales, así como medios de comunicación, para rastrear menores desaparecidos durante las primeras horas después de su desaparición.

Este sistema fue adoptado en México en abril del 2011, lo que ha permitido, desde entonces, rescatar a 40 menores y hasta el momento los estados que están integrados al sistema son Tamaulipas, Baja California, Distrito Federal, Estado de México, Nuevo León y Tlaxcala. 

Para ello se cuenta con el apoyo de la base de datos de Plataforma México para agilizar la ubicación de las personas, las cuales podrán ser reportadas al número telefónico 01.800.00.854.00, los sitios conectados a la alerta, son el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y las centrales camioneras.

Hasta hace unos meses, el ministerio público se negaba a iniciar una denuncia por desaparición, sino hasta que se cumplieran 72 horas después de sucedidos los hechos, lo que impedía a las autoridades a actuar de manera inmediata en cuanto se reportaba la desaparición de un menor.

Ahora, con la Alerta Amber, en un plazo no menor de tres horas de que el niño haya sido reportado como desaparecido, la Procuraduría de Justicia deberá girar datos a los centros de mando donde se manejan las videocámaras de vigilancia en la vía pública, del menor extraviado, sustraído o robado, ya sea a través de fotografías o media filiación.

La prevención 

En México es una práctica común tranquilizar a un niño con decirle que si sigue llorando, se lo va llevar el robachicos, y para no dejarse sorprender, organismos y dependencias dan a conocer una serie de pasos que usted debe seguir para evitarse ser sorprendido por los vivales.

Retratar a sus hijos desde el primer día de nacidos y posteriormente cada 6 meses, no se deje sorprender. Enseñe a sus hijos a que no hablen con personas desconocidas. Nunca suelte a sus hijos, llévelos siempre de la mano. Bastan menos de 5 segundos para que los tomen de la mano o de la cintura y se los lleven.

Prevenir es muy importante, antes de salir de casa cerciórese que sus peques memoricen su nombre completo, de ser factible también su número telefónico.

Sin embargo, en caso de que le sea imposible recordar los datos, usted mismo puede coser en su ropita una etiqueta con la información necesaria para que regrese a sus brazos. 

Una de las recomendaciones  es que lo antes posible enseñe a sus hijos a distinguir a las autoridades, es decir policías, bomberos, agentes viales, personas que con toda seguridad podrían convertirse en sus ángeles guardianes.

Con el paso de los años usted verá la evolución, incluso en algún momento podrá definir puntos de encuentro en caso de emergencia, en los centros comerciales abundan y le evitarán pasar un muy mal rato.

La vestimenta es sumamente importante, sobre todo en lugares muy concurridos, entre más llamativos sean los colores menor será la posibilidad que los pierda de vista. 

Evita salir de compras sin compañía, pues cualquier distracción puede derivar en perderlos de vista, algo que nadie desea. Actualmente existen cinturones que te unen con tus pequeños, lo que impide que se alejen, lo mismo con sistemas de alarma que se activan al separarse un par de metros.

Entre las principales preocupaciones de nosotros los padres es que algo les pase a nuestros hijos, por eso la importancia de que les definamos reglas desde los primeros años, es decir que no acepten regalos de desconocidos y siempre que se sienta amenazado por alguna persona ajena sepan pedir auxilio y gritar mamá o papá. 

En caso de perder de vista a sus hijos, reporte inmediatamente a la autoridad más próximas, es decir policías de centro comercial e incluso cajeros.

Si se dedica al comercio tenga mucho cuidado de las personas que rodean a sus hijos y no los exponga al público. La mayoría de los niños robados son hijos de comerciantes. Si va a algún centro recreativo no pierda de vista a sus hijos y no permita que personas extrañas retraten a sus hijos.

Conserve las huellas de los 5 dedos de ambas manos de sus hijos en un papel blanco, no deje a sus hijos solos en el coche, enseñe a sus hijos: Su nombre completo y el de sus padres; dirección, teléfono y otros datos importantes.

Si tienen varios hijos evite ir solo con ellos, espere que vayan más personas con usted para que le ayuden; si contrata una empleado doméstica retrátela e investigue sus referencias y domicilio; si algún automóvil en circulación le pide alguna información, no se acerque nunca al vehículo; cuando vaya por sus hijos a la escuela observe que nadie le siga.

Cuando una enfermera o trabajadora social se presente en su casa pídale que se identifique y su teléfono para verificar su identidad; no mande a sus hijos solos a la escuela; por ningún motivo confíe a sus hijos a personas extrañas.

No permita que sus hijos jueguen con niños que usted no conoce; no permita que sus hijos abran la puerta; observe con quién chatean tus hijos; y si va usted a alguna fiesta no pierda de vista a sus hijos.

También existe la tecnología hoy en día resultando un arma muy poderosa en el cuidado de nuestros hijos

Tecnología para no extraviar niños

Hoy tenemos sistemas de protección infantil a través de chips RFID. Sólo miren lo que hace SWC o Stanley con su tag para bebés recién nacidos llamado ‘Hugs’. Aceptémoslo: vocear a los niños perdidos en las tiendas dejó de ser una alternativa. Las tecnologías de proximidad como NFC, RFID, Bluetooth, Wibre, o los sistemas de ‘localización’ como GPS, Cell ID o WPS, son nuestro nuevo recurso para no extraviarnos, aunque eso implica que cada vez podemos escondernos menos.

Find My Kids – Footprints, es una aplicación para iPhone y iPad que me tiene un poco asustada y otro tanto sorprendida. Funciona así: la descargas en tu teléfono y en la de tus hijos. A partir de eso podrás rastrear todos los pasos de tus hijos (o de quien te lo permita). Técnicamente seguirás sus huellas en tiempo real a través de un sistema llamado ‘mobile phone tracking’, lo cual implica que ellos deben estar cerca de un teléfono móvil para registrar sus movimientos.

Incluye una función llamada ‘Geofences’ para marcar los territorios donde pasan la mayor parte del tiempo como la escuela o el club deportivo. Cuando ellos cruzan esas áreas Footprints te manda un aviso para que estés enterado. ¿Te parece demasiado? Bueno, hay algo menos intrusivo, pero no tan efectivo. Se llama Lost Kidz y tiene la posibilidad de disparar una alerta en caso de que no encuentres a tu hijo en un centro comercial, por ejemplo.

Cuando actives la alerta, se enviará un aviso a todos los dispositivos móviles que estén alrededor. Este aviso, incluirá las características y fotografía de tu hijo. Quien lo vea podrá llamarte de inmediato. Mientras no confirmes que lo has encontrado la aplicación puede expandir el rango de cobertura gradualmente. Funciona y suena muy bien pero, como ya lo escribí antes, no es tan efectivo: sólo serán avisados aquellos teléfonos que tengan instalada la aplicación. No más.

Ninguna aplicación es la definitiva para evitar extraviar a un niño, pero supongo que todo ayuda.
Seguiré buscando.

” NI UN@ MAS ”    

 

Anuncios