DESAPARECERAN VARIAS SEVRETARIAS FEDERALES

Todavía siquiera recibe la banda presidencial, y el Presidente electo Enrique Peña Nieto ya envío a las fracciones parlamentarias de ambas cámaras legislativas su partido político, la iniciativa de reestructuración de la administración pública federal. 

La intención de dicho proyecto consiste en desaparecer la Secretaría de la Función Pública (SFP) para darle paso a la Comisión Anticorrupción; delegar las facultades de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) a la Secretaría de Gobernación (SEGOB);  y transformar la Secretaría de Reforma Agraria (SRA) en lo que el equipo de Peña Nieto denominó como la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.

Habría que analizar cómo esta reestructuración puede ayudar a tener una gestión pública más eficiente en el gobierno federal:

1.-La desaparición de la SFP se había planteado hace un par de años como una iniciativa del todavía Presidente Felipe Calderón (en aquel entonces Calderón pretendía desaparecer la SFP, SRA y la Secretaría de Turismo), iniciativa que no prospero por deliberaciones políticas y diferencias entre la eficiencia de dicha medida. 

Aún así, pareciera que tanto Peña Nieto y Calderón coinciden en que dicha secretaría ha pasado a ser obsoleta, tal vez debido a la pregunta obligada: ¿Cómo es posible que las anomalías de los funcionarios públicos sean detectadas por los mismos? La intención de Peña Nieto es distinta, pretende crear la Comisión Anticorrupción con la que se pueda perseguir la corrupción de una manera distinta 

2.-Desaparecer a la Secretaría de la Seguridad Pública, llamó la atención de más de uno ¿Cómo es posible que tras doce años de estructuración de la SSP se decida por eliminar el nivel de secretaría y anexarse a la SEGOB en plena guerra contra el narcotráfico? Pareciera una medida descabellada, pero resulta ser bastante lógica.

Según la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, entre las mayores facultades de la SEGOB se encuentra controlar la seguridad interior del país, además la iniciativa de Peña Nieto pretende que está secretaría también se encargue del Sistema Nacional de Seguridad Pública brindándole mayor margen de maniobra en la seguridad del país.

Lo único negativo a considerar es que se concentraría en una sola secretaría por un lado las políticas de seguridad del país y por otro la posibilidad del gobierno federal de generar voluntad política entre las distintas fuerzas políticas. Una supersecretaría para un Estado como el mexicano con antecedentes importantes.

3.- Por último, la SRA es por mucho la secretaría más obsoleta del país. El registro y distribución de tierras se ha concretado prácticamente, por lo que transformarla en algo que atentará contra un problema de México como lo es la brecha entre lo rural a lo urbano, resulta ser sumamente positivo. 

Es por esto, que la idea de cambiar sus facultades y hacer que en la misma secretaría se incentive al desarrollo rural y se fortalezca las áreas urbanas que concentran la mayor población del país, resulta ser una combinación interesante.

Esperemos y dicha iniciativa sea aprobada por el poder legislativo, y que su modificación resulte ser, sólo para que sea más efectiva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s