EPN DESAPARECERA SSP.

Imagen

Enrique Peña Nieto, presidente electo, solicitará al Congreso de la Unión modificaciones en áreas sustantivas de la administración pública federal, a fin de fortalecer las acciones policiales, de inteligencia y el combate a la corrupción que desarrollará el próximo Gobierno Federal.

Como una de sus primeras acciones, Peña Nieto desaparecerá la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP federal) para convertirla en subsecretaría del interior -adscrita a la Secretaría de Gobernación-, la cual mantendrá todas las atribuciones con que cuenta hoy la SSP federal y se hará cargo de la nueva gendarmería nacional.

Creara una agencia de seguridad, la cual se encargará de coordinar el trabajo de todas las corporaciones policiacas federales. La Oficina de la Presidencia mantendrá las atribuciones y responsabilidades que hoy tiene.

Peña Nieto tomará principalmente los modelos de países como Francia, Colombia y Chile, a fin de diseñar el cuerpo de la gendarmería nacional de México.

La creación de la Comisión Nacional Anticorrupción contempla la desaparición de la Secretaría de la Función Pública con una respectiva reasignación de funciones.

La Comisión estará conformada por cinco consejeros aprobados en el Senado a propuesta del Ejecutivo federal. El periodo para cada uno de los consejeros está planteado para nueve años con un cambio escalonado. El presidente de la comisión anticorrupcipón, por ley, se propondrá que sea un abogado.

Se pretende que la Comisión Nacional Anticorrupción tenga jurisdicción en los tres órdenes de gobierno; así como en todos los poderes de la unión, además de que esté dotada de amplias facultades para investigar, integrar expedientes y sancionar en materia administrativa, en materia penal o consignar casos ante un Juez.

De acuerdo con el proyecto del presidente electo, Enrique Peña Nieto, esta Comisión tendrá facultades de vigilancia y rendición de cuentas sobre los recursos públicos y los funcionarios que ejerzan.

El coordinador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Senado, Manlio Fabio Beltrones, señaló que la desaparición de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal que propone el presidente electo, Enrique Peña Nieto, no es una medida “cosmética”.

Por el contrario, añadió, se pretende dar buenos frutos a la ciudadanía; “lo que no ha funcionado como se esperaba debe cambiarse para ofrecer resultados en el México de hoy”, consideró.

En un comunicado, Beltrones Rivera expuso que ese cambio es indispensable para lograr un gobierno eficaz, por lo que la fracción legislativa del PRI ha hecho suya esa iniciativa de reforma.

“No es una reforma cosmética, sino una iniciativa que modifica la composición funcional e interna de algunas dependencias y entidades de la administración pública federal para elevar las capacidades y alcances del gobierno y de ese modo rendir mejores resultados a la ciudadanía”, aseveró.

Estos objetivos tienden a fortalecer la gobernabilidad, la seguridad y la cohesión, hemos hecho nuestro este paquete de reorganización de la administración pública federal y, en el marco de la división y equilibrio de poderes, corresponderá al Congreso pedir cuentas de su instrumentación y esperar mejores resultados, concluyó.Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s